15 Nov 2014

Organizar un cumpleaños Frozen para las princesas Disney de la casa

La película Frozen es una de los fenómenos del último año. ¿Quién no la ha visto? ¿Quién no se ha emocionado cantado ‘Let it go’? ¿Quién no ha soñado con tener una trenza como la de la princesa Disney Elsa? Viajar a Arendelle es la excusa perfecta para organizar un cumpleaños Frozen o fiestas con Frozen como temática principal; el éxito está garantizado y resulta de lo más sencillo organizarlas.

El disfraz Frozen

Las princesas Disney fascinan a los niños, pero de un tiempo a esta parte también a los adultos. Poco se necesita para que una persona se haga con un disfraz Frozen y se transforme en su personaje favorito de la película. Se puede encontrar la indumentaria perfecta para lucir cual Anna, Kristoff e incluso Olaf.

Basta una invitación a una fiesta Frozen para sacar a las princesas Disney que muchas llevan dentro y convertir un cumpleaños o cualquier otra celebración en un encuentro de lo más divertido. Como toda fiesta que se precie encontrar el disfraz Frozen perfecto es básico, pero se puede hacer más. Hay que recrear el ambiente.

Y para ponerse en marcha nada mejor que volver a ver la película- una o varias veces- para que no quede ni un solo detalle sin tener en cuenta y la fiesta con Frozen como temática central resulte todo un acierto.

La decoración Frozen

Convertir una casa en Arendelle no es fácil, pero sí que se puede captar la esencia de la película en un cumpleaños Frozen. La decoración juega un papel fundamental a la hora de afrontar un reto como este y lo cierto es que no resulta nada difícil. ¡Es de lo más divertido!

Se pueden encontrar multitud de accesorios de Frozen, sin necesidad de rebuscar demasiado. Al descubrir menaje con la imagen de la princesa Disney Elsa, servilletas, vinilos e incluso tartas y dulces alusivos a la temática descubrirás que ha sido un acierto organizar una fiesta con Frozen como temática.

Los colores Frozen

Para que todo esté en armonía procura elegir accesorios en tonos azul cielo, plata y rosa, los tres colores que más se identifican con la película. Siluetas de astas de renos, muñecos de nieve y coronas propias de princesas Disney completan la decoración y pueden incluirse en pequeños detalles como las invitaciones a la fiesta o en el envoltorio de los detalles que se den a los que acudan con disfraz Frozen.

Uno de los éxitos de la película es su impresionante banda sonora, así que si se decide organizar una fiesta con Frozen como tema central no pueden faltar las canciones más conocidas. ‘Let it go’ y ‘Do you want to build a snowman?’ harán que nadie se quede quieto y la gente empiece a corear las canciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *